Entradas desordenadas:

Facebook no facilita la posibilidad de rescatar entradas antiguas con comodidad, así que el desorden cronológico con que se suceden en este blog se debe a ello. Sólo con tiempo y paciencia se puede ir cada vez más atrás localizando reflexiones y pensamientos dignos de ser recuperados; la búsqueda resulta muy cansadora. Este blog hace una selección de la participación de Brigantinus desde su inicio.

lunes, 21 de marzo de 2016

El "Yo" como entidad psiquica

12-13.11.2011

Entiendo que el "Yo" existe como un fenómeno mental más, y su existencia se puede observar tanto por introspección como indirectamente en la conducta de los otros. Los "fenómenos mentales" existen, mientras su portador físico tenga vida; de la misma forma que puedo decir que la luz que en este momento me ilumina (artificial) existe... mientras tenga electricidad. 

Obviamente lo podemos complicar más y poner en tela de existencia no sólo los fenómenos mentales sino también las cosas materiales, en tanto un análisis microscópico muestra el vacío donde antes se aparecía una materia sólida e impenetrable. En este sentido, supongo que si se pudiera aplicar un microscopio electrónico a los fenómenos mentales, también se observaría que están vacíos, o que son el resultado temporal (como una chispa) de operaciones químicas en los circuitos neuronales. Pero al igual que el conocimiento de las propiedades atómicas de lo sólido no nos impide usar las cosas, el conocimiento de los soportes físicos de los fenómenos mentales tampoco nos impide sentir angustia, felicidad, o darle seguridad a nuestro yo con eficaces autoengaños. Aquello que Galbraith llama "el fraude inocente".

[…]


El Yo no es un autoengaño, en tanto fenómeno observable (indirectamente). Tiendo a pensar que el Yo es el causante de los autoengaños más comunes, para preservar su robustez. 

Para el budismo... bueno, habría que analizarlo a fondo, y yo no soy el indicado (ya que no me considero "budista" sino sólo un admirador -de entre las religiones me parece la más razonable- aunque lejano porque no soy religioso en absoluto; y pienso que son opciones a extinguir... a la manera de Goethe cuando decía que los que cultivan las ciencias y las artes tienen religión). 

Pero en mi modesta opinión el budismo no considera el Yo un fenómeno ilusorio, aunque sí vacío. Lo interesante del budismo es que siendo 500 años más antiguo que el cristianismo, tiene ciertas intuiciones que casan muy bien con la mentalidad del siglo XXI. Por lo menos en Física. Pero insisto que no debe darse a mis palabras ninguna importancia más allá de ser, en el mejor de los casos, un estímulo para profundizar personalmente. 

El otro día repasaba un pequeño librito que recomiendo fervorosamente; se trata de "La economía del fraude inocente" de John Kenneth Galbraith, Crítica, y comprobaba como el fenómeno de autoengaño puede ser también un hecho colectivo, y además muy importante en la sociedad del presente. El que lo lea, o relea, que tenga presente esta cuestión; comprobará el daño que puede causar algo tan común como el autoengaño, personal o colectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario