Entradas desordenadas:

Facebook no facilita la posibilidad de rescatar entradas antiguas con comodidad, así que el desorden cronológico con que se suceden en este blog se debe a ello. Sólo con tiempo y paciencia se puede ir cada vez más atrás localizando reflexiones y pensamientos dignos de ser recuperados; la búsqueda resulta muy cansadora. Este blog hace una selección de la participación de Brigantinus desde su inicio.

martes, 22 de marzo de 2016

¿Cuando estamos seguros de "ir al cielo"?

3.12.2012

[ ‘¿Por qué mentimos… en especial a nosotros mismos? de Dan Ariely ]

El autoengaño es inevitable, piensan algunos autores; tiene que ver con la supervivencia. A veces me he quedado pensando en la terrible dificultad que implica el mito de "ir al cielo" o "al infierno" según los actos cometidos... ya que ¿cómo se podría establecer una valoración de ellos? ¿Se va al infierno si uno piensa que es "malo", o sólo si "objetivamente" el acto es malo? ¿o se necesita el concurso de ambas condiciones?

En el primer caso se podría ir al infierno por actos buenos que el causante interpreta erróneamente; si es el segundo la cosa se complica, porque ¿cómo establecer una valoración objetiva? teniendo en cuenta todas las variables que afectan al caso, y el impacto sucesivo de las consecuencias que hacen variar la valoración a mediano o largo plazo, ya que actos "buenos" hoy pueden tener malas consecuencias mañana o pasado mañana; y viceversa. 


En fin, un verdadero lío que Dios nunca ha aclarado pertinentemente a sus sacerdotes. Esto también me ha llevado a pensar que el mito es producto de mentes sencillas que no advierten la complejidad que está implicada en cualquier concepto aparentemente simple. No se trata de la falta de complejidad de la mente divina sino de la mente infantil que inventa la fábula. ¿Cómo explicarle a un niño que sus acciones no tienen ni una única causa ni un solo efecto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario